Jinichi Kawakami, el último Ninja que queda vivo en Japón; es jefe del clan Ban e ingeniero

Curiosidades

Sólo queda un Ninja vivo en todo Japón y es este hombre. Los ninjas, asimismo conocidos como shinobi, han sido temidos a lo largo de muchos siglos, al tiempo que en Hollywood los describen como unos guerreros sanguinarios, lo cierto es que sus habilidades se concentran en el espionaje y el sigilo.

En nuestros días, los ninjas están prácticamente en extinción. Solo queda uno vivo en japón, su nombre es Jinichi Kawakami, el jefe número veintiuno del clan Ban, una dinastía de más de quinientos años de antigüedad, conforme con lo registrado en la historia de ese país oriental.

Sólo queda un Ninja vivo en todo Japón y es este hombre

Sólo queda un Ninja vivo en todo Japón y es este hombre

En una entrevista para el Daily E mail, Kawakami dijo:

Creo que soy conocido como el último ninja, por el hecho de que probablemente ninguna otra persona haya aprendido todas y cada una de las habilidades que han sido trasmitidas de maestros ninjas durante 5 siglos. No obstante, los ninjas ya no existen formalmente.

Este hombre de sesenta y tres años es ingeniero comercial y desde la corta edad de 6 años ha empezado con el entrenamiento para transformarse en ninja; está entrenando para poder escuchar una aguja desplomarse en el cuarto de al lado, ocultarse en los lugares más infrecuentes, ser sigiloso o bien resistir altas y bajas temperaturas, sin agua ni comestible por múltiples días.

En su duro entrenamiento, debió escalar paredes, saltar grandes alturas y aprendió el empleo y manejo de substancias químicas para la fabricación de venenos y de antídotos de veneno. Esta forma de vida no fue nada fácil:

El entrenamiento fue duro y doloroso. No fue ameno, pero no pensaba mucho en el porqué lo hacía. Entrenar se volvió una parte de mi vida.

Pese a poder recortar la garganta de sus oponentes, con solo una estrella metálica y terminar con tu vida de más de veinte formas posibles, Kawakami afirma que la mayor cualidad de los ninjas no es ser los asesinos más sanguinarios, sino más bien ser los más silenciosos espías y poder escapar de la muerte siempre y cuando sea necesario:

Si lanzas una rama, las personas verán a ese sitio, dándote la ocasión de huir. Tenemos un dicho: ‘es posible escapar de la muerte postrándose en las pestañas de tu enemigos’ quiere decir que estás tan cerca que no te puede ver.

Para escapar de la muerte, los ninjas son conocidos por su astucia y también inteligencia, pueden desaparecer entre el humo y absolutamente nadie va a saber para dónde se han ido.

Son los maestros de la precaución y del sigilo, podría haber uno tras de ti, persiguiéndote todos y cada uno de los días y ni te enterarías de su presencia, hasta el momento en que llegue el instante de agredir. Dominan el arte de la sorpresa con perfección, es su mejor escudo y su mayor arma.

Kawakami ahora administra un museo dedicado a los ninjas Iga-ryu, en Iga, a unos trescientos cincuenta quilómetros de Tokyo, asimismo ha comenzado un trabajo de investigación sobre la historia de estos guerreros legendarios en el japon.

Está al tanto de que el modo de vida de los ninjas no pertenece a la era moderna y por lo tanto, ha decidido que el arte de los shinobi va a morir con él puesto que no tiene pretensiones de trasmitir sus conocimientos a absolutamente nadie más, puesto que no está conforme con propagar técnicas de asesinato y espionaje profesional.

Si no cambia de parecer, Jinichi Kawakami va a ser el último ninja de japón.

Compartir

Comentarios