in , ,

Submarino ruso Vityaz-D alcanzó el punto más profundo de la Tierra en la Fosa de las Marianas

El punto más profundo de la Fosa de las Marianas está más distanciado del nivel del mar que el pico más alto de la Tierra, el Monte Everest. Solo unas pocas expediciones han conseguido llegar en el fondo de la zanja debido a la extrema presión del agua en sus puntos más bajos, lo que lo transforma en un auténtico reto para cualquier equipo.

No obstante, el submarino no tripulado ruso Vityaz-D ha puesto a prueba su resistencia al descender al punto más profundo bajo el nivel del mar, notificó el viceprimer ministro de la Federación Rusa, Yury Borisov. El submarino alcanzó una profundidad de 10,028 metros el 8 de mayo y pasó más de 3 horas estudiando la trinchera, tiempo preciso para documentar en imágenes y vídeo lo que había a su alrededor, e inclusive fue capaz de tomar ciertas muestras.

El submarino robot asimismo efectuó un mapeo de la zona y también hizo registros topográficos y batimétricos del área para tomar mediciones de corrientes, temperatura y otros factores. No solo eso, el dron submarino hasta se dio el lujo de poner un banderín en el fondo, dedicado al 75º Aniversario del Fin de la Segunda Guerra Mundial, donde Rusia luchó contra el ejército alemán y tomó Berlín en mil novecientos cuarenta y cinco.

Borisov declaró que el Vityaz-D es el resultado de una colaboración enormemente productiva entre la Fundación para Proyectos de Investigación Avanzada, la Oficina Central de Diseño de Rubin para Ingeniería Marina y la Armada rusa.

Apuntó que proyectos como el desarrollo de este submarino van a ayudar a la industria de defensa rusa a lograr nuevas metas en el futuro.

Quiero añadir que [Vityaz-D] no es el único avance que tenemos, existen muchos de ellos. Tiene mucho trabajo y, estoy seguro de eso, muchos logros nuevos por delante.

—Yury Borisov, viceprimer ministro de Rusia

La Fosa de las Marianas es la parte más profunda del fondo marino, situada cerca de las Islas Marianas, en el Océano Pacífico. Fue descubierta en 1875, pero solo unas pocas expediciones han alcanzado su punto más bajo debido a los niveles extremos de presión del agua. Solo los batiscafos y submarinos más resistentes son capaces de alcanzarlo con fines de investigación.

La primera expedición tripulada triunfante al punto más bajo de esta fosa, el Challenger Deep, fue efectuada por el oceanógrafo estadounidense Don Walsh y el estudioso Jacques Piccard en 1970. Solo unas realmente pocas personas consiguieron reiterar la proeza después, incluyendo el renombrado cineasta James Cameron.