in ,

Tienda abre después de la cuarentena y descubren que todo esta cubierto de moho

El Covid-19 ha parado en seco al planeta y la economía, el riesgo que representa esta enfermedad ha hecho que múltiples negocios no esenciales hayan debido cerrar sus puertas en numerosos países, lo que implica pérdidas significativas dado a que las empresas no pueden producir ingresos, mientras que se espera que paguen alquileres y sueldos.

Justo cuando creíamos que ese era el mayor de los inconvenientes a los que se encararían estos establecimientos, una tienda departamental nos enseña que lo previamente expuesto no es nada.

Esto sucedió en un centro comercial en Malasia, el que abrió sus puertas por vez primera tras un par de meses desde la promulgación del bloqueo nacional, solo para descubrir que prácticamente todo su inventario se había llenado de moho al no percibir el trato conveniente.

Un usuario de Fb de nombre Nex Nezeum últimamente compartió una serie de fotografías de múltiples productos de cuero cubiertos con una cantidad increíble de hongos. Zapatos, bolsos, carteras, cinturones, e inclusive los muebles y pisos estaban invadidos.

Este 10 de mayo, 53 días tras el comienzo de la cuarentena, el gobierno de Malasia introdujo condiciones que dejan a los negocios no esenciales abrir de nuevo sus puertas, siempre que cumplan con el distanciamiento personal, la provisión de desinfectantes y el empleo de mascarillas.

Los trabajadores de esta tienda se dirigían a abrir sus puertas, pero pronto se dieron cuenta del desastre al que se estaban encarando. Si bien no se sabe precisamente qué causó esta formacion de hongos, se especula que el aire acondicionado del local estaba apagado en determinadas áreas no empleadas de la tienda para ahorrar dinero en recursos y costos de mantenimiento. Según lo que parece “les salió más costoso el caldo que las gallinas”…

Las repulsivas imágenes pronto se hicieron virales, y los navegantes le vieron el lado bueno diciendo que esta es buena forma de descubrir qué productos son de cuero real y cuáles son falsos. Nosotros pensamos que esta es otra muestra más de la naturaleza demandando lo que es suyo.

No solo eso, el cine situado en el mismo centro comercial asimismo padeció las consecuencias de este encierro. Exactamente el mismo usuario que compartió las fotografías de la tienda añadió imágenes del interior del cinema cubierto de moho, desde asientos hasta alfombras.

Cada vez nos damos cuenta de lo mucho que este encierro afectó a las compañías, y ahora reparar todo ese desastre va a ser más pérdida que ganancia, ¡qué mala suerte!