Trump da permiso para cazar a los osos grizzly; ya no los considera una especie en peligro

Animales

Trump permite que los cazadores ataquen a los osos grizzly. Debido a la decreciente población ocasionada por los furtivos cazadores, los osos de Yellowstone estaban protegidos desde 1965 por la Ley de Especies en Riesgo, pero es una cosa que ahora no tiene valídez, puesto que la nueva ley afirma que estos mamíferos pueden ser de nuevo presa de quien porte un rifle.

Desde mil ochocientos cincuenta hasta mil novecientos setenta y cinco, su población se redujo drásticamente por culpa de la caza. En la actualidad, los grizzlies solo ocupan el dos por ciento de su territorio original.

Trump permite que los cazadores ataquen a los osos grizzly

Trump permite que los cazadores ataquen a los osos grizzly

Ahora, la administración Trump estima que ya no merecen estar protegidos, puesto que ha eliminado a los grizzlies de la lista de especies en riesgo de extinción por el hecho de que la población asciende a los setecientos ejemplares en el área de Yellowstone.

Pese a conseguir la buena nueva de la restauración de la especie en el área, no es grato saber que estos animales pueden ser cazados en cualquier instante, con lo que el Servicio de Fish and Wildlife mantiene que resguardará a toda costa a los osos si su población baja a los seiscientos.

Por otro lado, queda una esperanza para sostener el mayor número de población posible, puesto que se espera que los estados de Idaho, Montana y Wyoming ofrezcan protección a estos animales.

En torno a ciento veinticinco tribus nativas han firmado un pacto que se opone a la caza de los grizzlies, en tanto que los consideran animales sagrados, y aseguran que apelarán en un tribunal contra la nueva ley, en tanto que aparte de los cazadores, los osos deben enfrentar los cambios climáticos en su ecosistema.

Tim Preso, abogado y defensor del medio ambiente, perteneciente al bufete Earthjustice, está siguiendo el caso muy de cerca, con lo que dijo:

Solo hay un Yellowstone. Solo hay un sitio como este. No debemos correr un peligro infundado con una especie simbólica de esta zona.

Compartir

Comentarios