Este tipo sufre de una extraña condición que hace que esté borracho siempre; sin beber nada

Curiosidades

Un padecimiento que lo hace estar borracho todo el tiempo. Matthew Hogg tiene treinta y siete años y hace veinte padece de una extraña condición que lo hace tener los efectos de una borrachera de forma permanente, sin la necesidad de haber consumido ni una gota de alcohol.

Si consideras que te agradaría padecer de exactamente la misma condición y estar borracho todo el tiempo, permíteme decirte que no es nada entretenido, puesto que el “síndrome de autodestilación” hace que el cuerpo tenga mucha diastasa y cada que se consuma azúcar o bien hidratos de azúcar, se transforman de manera directa en etanol que es absorbido por la corriente sanguínea provocando borracheras y las coherentes resacas.

Un padecimiento que lo hace estar borracho todo el tiempo

Un padecimiento que lo hace estar borracho todo el tiempo

Quizá al comienzo, puede parecer que vivir borracho todo el tiempo es prácticamente un superpoder: cuando vas de copas, no precisas ordenar nada para estar en ambiente; siempre y en todo momento estas un tanto ebrio para hacer esas cosas que dan temor, como charlar con una chica; y claro, siempre y en toda circunstancia vas a estar en la mitad de una celebración, sin la necesidad de tomar nada. No obstante, no faltan las migrañas, la fatiga crónica, los dolores musculares, el deterioro mental y anímico, como las borracheras en los instantes menos oportunos.

Estos son ciertos malestares con los que se encara Hogg, que sufría el síndrome de fatiga crónica (CFS, por sus iniciales en inglés) y el síndrome de colon irritado, lo que le hizo acudir a clases únicamente en un sesenta o bien setenta por ciento:

“Créanlo o no, me agradaba todo de la escuela, con lo que me aseguraba de asistir lo más posible. Con toda la atención puesta en el CFS, pasó mucho tiempo antes que me percate de que algo infrecuente y significante pasaba, particularmente en mi abdomen”, cuenta en una entrevista para LAD Bible.

Entonces, en su adolescencia, se comenzó a percatar que tenía síntomas poco frecuentes, dolor de estómago y una fuerte resaca mezclada con intoxicación, todo el tiempo. Entre el 2000 y 2001 fue diagnosticado con el síndrome de autodestilación, por el doctor Eaton, en la ciudad de Londres, una vez que su familia hubiese gastado más de s54.ooo  dólares en sus cuidados.

“Hacia el final de mi adolescencia experimenté un severo agravamiento de los síntomas, como gases y también hinchazón tras las comidas; tan severo, que podía sentir el burbujeo de la fermentación en mi bajo abdomen”. Comenta, para una entrevista en Vice.

No obstante, Hogg siguió con su vida normal aun fue a la universidad a disfrutar de toda la experiencia de estudiante, para vivir en departamentos con sus compañeros y salir de celebración, Si bien esta etapa no duró mucho, puesto que los dolores físicos y mentales le hicieron imposible seguir su carrera de Ciencias de la Computación y retornó a casa tras 2 semestres.

Cuando lo visitaban sus amigos, todos llegaban a la conclusión de que se veía muy mal, muy amarillo y empeoraba tan solo por comer algo de cereal, arroz o bien papas:

“Experimentaba severas resacas alcohólicas que, generalmente, eran peores por la mañana siguiente de haber ingerido alguna comida con alto contenido de hidratos de carbono. Padecía martilleantes migrañas, unas náuseas horribles, a veces devolvía y padecía deshidratación, resequedad en la boca, sudores fríos y temblor en las manos. Era tal y como si la noche anterior hubiese salido y dejado seco el bar, pero sin haber consumido nada de alcohol”.

Las consecuencias para su vida personal y laboral asimismo eran desoladoras. Tras dejar la universidad, retornó a casa para procurar trabajar, pero su estado no lo dejó hacer, así que decidió solicitar un apoyo al gobierno por incapacidad y si bien no se lo dieron por el síndrome de autodestilación, su historial clínico que incluye sus inconvenientes de colon irritado, fatiga crónica, depresión y ansiedad fueron suficientes para conseguir el apoyo.

Se sostuvo a base de este hasta el año dos mil ocho, desde esta temporada sostuvo sus gastos gracias a sus padres y a su novia Mandy. En este tiempo se ha dedicado asimismo a hacer un sitio con información de relevancia sobre su enfermedad, para servir de ayuda a otras personas que tienen exactamente el mismo inconveniente. Dicho lugar ha levantado el interés de ciertos medios nacionales y también internacionales, pues ha llevado al síndrome de autodestilación a hacerse perceptible en la sociedad:

En ocasiones, Hogg ha usado las dulces o bien hidratos de carbono con fines recreativos, para ponerse un tanto alcohólico, pero prefiere sostenerse con su dieta paleolítica y llevarla de forma estricta, comiendo únicamente carnes, semillas y nueces, consiguiendo que su sufrimiento se sostenga controlado sin que desaparezca por completo y siempre y en toda circunstancia se va a sentir un tanto borracho, para toda la vida.

Con lo que, si alguna vez te has preguntado qué se siente estar continuamente borracho, Matthew Hogg te puede decir que no se siente nada bien.

Compartir

Comentarios