Una «peste» diferente al coronavirus pone en jaque al mundo: plaga de langostas

Animales

La peor invasión de langostas golpea a países de Medio Oriente. Millones de langostas se reproducen cada día sin la capacidad de supervisar la plaga.


Una «peste» diferente al coronavirus pone en alerta al mundo: plaga de langostas
Las langostas empezaron su reproducción en el este del continente africano y viajaron desde el norte de África a Medio Oriente. No se veía una plaga de langostas en la zona hace más de 30 años. La última invasión de langostas fue vista en 1987 y duró hasta 1989.

En el mes de febrero, países como Kenya, Etiopía y Somilía padecieron perdidas asoladoras en sus cultivos. En un largo plazo, esto podría llevar a que determinados pueblos mueran de hambre.

La plaga actual de langostas es capaz de devorar exactamente la misma cantidad de comida que 35 personas comerían en un día.


Es “una amenaza para el alimento y para la vida” conforme “Locust Watch” una división de las Naciones Unidas que se hace cargo de brindar asistencia inmediata a países en los que los cultivos se ven amenazados, en un caso así por una invasión de langostas. El continente africano no tenía una plaga de langostas desde hace 70 años.

Sorprendentemente, va a coincidir con la celebración judía de Pascua que festeja, entre otras muchas cosas, las 10 plagas bíblicas en Egipto. Una de ellas fue la invasión de langostas.

Planeaban empezar a lanzar pesticidas desde helicópteros como medida, no obstante ningún país cuenta con la capacidad suficiente para enfrentar la plaga. Además de esto, los especialistas no pueden viajar a los países para empezar a darle batalla a las langostas por la pandemia global de coronavirus.

La semana pasada en Filipinas, hallaron una granja de codornices con H5N6, una sepa de gripe aviaria. Sacrificaron en torno a 12.000 animales para frenar un brote. Debemos dimensionar que el coronavirus no es la única enfermedad que podría golpear a la población mundial.

Compartir