Capturan a una pitón birmana en Estados Unidos; encontraron tres venados en su vientre

Animales

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados. Una pitón birmana con predilección por la carne de venado se tragó a 3 de ellos completos: una cierva y 2 cervatillos; antes que los oficiales la capturen y la maten.

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados

Es la primera pitón birmana que se halla con 3 venados en su vientre, afirmó un coautor del estudio, Scott Boback, quien es maestro de Biología en la Universidad Dickinson en Pennsylvania. La pitón fue hallada en el Parque Nacional de los Everglades en Florida, U.S.A.

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados

La víbora seguramente se comió los venados en 3 diferentes fechas, en un periodo de noventa días, afirmó Boback. Ese tiempo semeja mucho, mas realmente es sorprendente que una sola víbora se pudiese comer 3 presas enormes en una ventana de tiempo tan corto, afirmó.

“Si una pitón es capaz de comerse 3 venados en 3 meses, entonces me pregunto qué pueden comer”, afirmó. Además de esto explicó que se ignora cuántas hay sueltas en el campo de los Everglades.

Las pitones birmanas son nativas del sudeste de Asia, mas por razones enigmáticas se establecieron en los Everglades, en la década de mil novecientos noventa. Las víboras pueden medrar hasta cincuenta y cinco metros en Florida, y hasta ocho metros en Asia. Utilizan sus músculos para capturar a su víctima, apretándola hasta el momento en que la circulación de la sangre se detiene.

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados

No está claro de qué forma una pitón ataca a un venado, más se piensa que estaba oculta en el agua, aguardando al venado que bajara a tomar. La pitón que se halló medía cuarenta y ocho metros, era una hembra y prácticamente había digerido sus 3 comidas masivas cuando la hallaron.

Sus intestinos tenían prácticamente siete kilos de materia fecal, trece por ciento de su peso total. Los estudiosos, Teresa Hsu y Suzanne Peurach del Instituto Smithsoniano, examinaron el excremento y hallaron pelo, huesos y dientes, señalando que se había comida múltiples venados cola blanca.

Hallaron doce pezuñas, lo que no es extraño, puesto que en contraste a los huesos las pitones no pueden digerirlas. Los tamaños de las pezuñas señalan que uno de los venados tenía un año de edad y pesaba cuarenta y cinco kilogramos, otro tenía un mes, y pesaba diecisiete kilogramos, al tiempo que otro de un par de semanas, pesaba trece kilos.

Una pitón prueba su poder comiéndose tres venados

Compartir

Comentarios