Así es el épico Campeonato Mundial de Lucha en salsa Gravy; rudeza, comida y sensualidad

Deporte

Ya viene el Campeonato Mundial de Lucha en salsa Gravy. Nos encanta las riñas en todo terreno: en cuadriláteros, en arena, en lodo y en ¿salsa? Ciertas fiestas de comida alrededor del planeta son fascinantes. Desde capturar ruedas de queso que bajan por una colina en Brockworth, la tomatina en España hasta nuestra mexicana noche de rábanos en Oaxaca, donde se hacen estatuas con estas coloridas raíces. Pero únicamente en Lancashire han mezclado 2 cosas que los hombres amamos: la salsa y las riñas.

Ya viene el Campeonato Mundial de Lucha en salsa Gravy

Ya viene el Campeonato Mundial de Lucha en salsa Gravy

Desde el 2oo7, el Torneo Mundial de Lucha en Gravy se ha festejado anualmente con la pretensión de colectar fondos para el Hospicio de East Lancashire, en Inglaterra.

Los participantes de esta jugosa batalla asisten al pub Rose N´Bowl con entretenidos disfraces, para poner a prueba su fuerza y gozar de la rica comida y bebida que sirven en el sitio.

Las riñas se hacen en una acolchada piscina de 172 metros cuadrados llena con más de mil litros de salsa gravy.

Esta salsa es singularmente dispuesta para este torneo puesto que, conforme el monitor de salsa Mr. Holt, el gravy original provocó que enjambres de avispas asistieran sin invitacion a la piscina y molestasen a los peleadores.

La familia Holt ha organizado este acontecimiento y ha incluido entre las reglas de estos combates: duración de 2 minutos por riña, 3 jueces dan puntos a los luchadores que más que luchar entretienen al público, y que los perdedores sean rociados con más salsa para entretener a la audiencia.

No se trata de noquear al contrincante, sino más bien de conseguir puntos con entretenimiento. Los ganadores del 2016 fueron Rachel Pidutti Williams con disfraz de zebra y Paddy Sharkey disfrazado de mecánico.

El torneo del año en curso se festejará el 28 de agosto. Nosotros ya estamos empacando nuestro disfraz y pan. Mucho pan.

Compartir

Comentarios