Youtuber muere por hacer un reto: intentó parar una bala con un libro… su novia le disparó

Curiosidades

Youtuber muere intentando parar una bala con un libro. De un tiempo para aka las parejas que se hacen mutuamente bromas estúpidas en redes sociales empezaron a tener mucha popularidad. Hemos visto a un chico salpicar aerosol pimienta en el papel de baño, otro que le obsequió a la novia panties con vibrador y la llevó a conocer a su madre, y otra más que sentó a su novio desnudo en una silla con pegamento.

Todas de estas bromas son tan estúpidas como la precedente, y a usuarios de internet parece agradarles.

Youtuber muere intentando parar una bala con un libro

Youtuber muere intentando parar una bala con un libro

Debido a ello, son cada vez más las parejas que procuran ser conocidos a base de vídeos en YouTube mostrando lo entretenida que es su relación.

Tristemente, hoy no les traemos una de esas bromas, sino más bien la historia de estos chicos que, en su intento de crear algo ‘divertido’, todo acabó en tragedia…

Una muchacha de diecinueve años, Monalisa Perez, de Norman Country, Minnesota, ha sido acusada de matar accidentalmente a su novio con un arma, mientras que grababan un vídeo para YouTube.

La novia fue detenida tras llamar a urgencias para reportar el accidente. Su pareja, Pedro Ruiz, tenía tan solo veintidos años; y Monalisa está embarazada.

Los chicos procuraban grabar un vídeo donde Ruiz probaría que un libro suficientemente grueso era capaz de detener una bala. El muchacho detuvo el libro, una enorme enciclopedia, a la altura de su pecho, y también alentó a su novia a que le disparase.

Los dos empezaron a grabar este tipo de vídeos para su canal de YouTube, LaMonaLisa, en el tercer mes del año del año vigente. En la sección de descripción del canal se lee: “La vida real de una pareja joven que son padres”.

Muchos de los vídeos que aparecen en la página son de ellos haciendo simples y estúpidos desafíos como ver quién come más chiles picantes sin tomar agua y ciertas bromas más. En ciertos vídeos, aun, aparece su hija de 3 años.

El veintiséis de junio, la chica tuiteó sobre la hazaña que deseaban hacer, y afirmó que fue la idea de su novio.

“Pedro y yo estamos a puntito de grabar uno de los más peligrosos vídeos hasta el momento. Su idea, no mía”.

La adolescente afirmó a las autoridades que su novio tenía tiempo pensando persuadirla de grabar este peligroso vídeo. Los chicos pusieron 2 cámaras a fin de que capturaran desde diferentes ángulos, mismas que han sido aseguradas como pruebas.

Por último Pedro persuadió a su novia de dispararle con una pistola calibre .50, pero no salió como lo habían planeado. El arma asimismo fue asegurada.

El ahora fallecido había intentado anteriormente este truco con otro libro, y le afirmó a su novia que había funcionado. No obstante, afirma que al instante de grabar el vídeo, su novio se presentó con un libro diferente.

Este miércoles, fue sentenciada a una pena máxima de diez años o bien una multa de veinte mil dólares estadounidenses. Fue liberada tras abonar una fianza de siete mil dólares americanos bajo la condición de jamás tener armas, y va a ser monitoreada a través de GPS.

En una entrevista para medios locales, la tía de Pedro, Claudia Ruiz, afirmó que procuró persuadir a los chicos de no emplear un arma, pero se negaron y solo le respondió “Queremos más seguidores, deseamos hacernos famosos”.

No es la primera vez que bromas documentadas salen mal, la diferencia radica en que no muchas de ellas han terminado en desgracia. El número de personas que busca fama y fortuna a través de redes sociales continua creciendo. Ocasionalmente se transforma en algo muy difícil para los recién llegados distinguirse del resto, por eso sientan la presión de grabar acrobacias peligrosas.

Compartir

Comentarios