Youtuber ataca con gas pimienta a un repartidor; ¡detengamos a esos youtubers de mi3#da!

Videos

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento. Según parece, grabar bromas pesadas que se hacen a gente común y corriente, para después subirlas a YouTube, es algo de tendencia entre los videobloggers. Y por alguna extraña razón (¿por el hecho de que son idiotas?), la práctica de estas acciones de mal gusto logran seguidores y fama. Así que alguien debe parar a estas personas, que no solo no son graciosas y nada creativas, son un insulto a la inteligencia y cultura del espectador.

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

Desde Sam Pepper, conocido por sus Bromas de mal gusto, pasando por Reset y su broma de las galletas con pasta dentífrica, hasta llegar al ejemplo del día de hoy: Abel García, un videoblogger de España que tuvo la “original” idea de salpicar con aerosol pimienta a unos repartidos de pizza… Vaya, qué ameno (léase con voz sarcástica).

Recordemos la Broma de Reset, cuando le dio galletas cubiertas de pasta dentífrica a un indigente…

Y ahora, a Abel García parece agradarle las bromas y los desafíos. El vídeo que ya ha sido borrado de YouTube se llamaba ‘Se la lío parda al repartidor de pizza’ (vaya, qué listo).

El vídeo llegó a las prácticamente 40.000 visualizaciones ya antes de ser retirado, y se ha virilizado por medio de otras plataformas sociales como Fb y Twitter, donde los comentarios se dividen; ciertos consideran que este hombre es un genio de la comedia, mientras que otros lo critican por sus acciones.

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

Abel García, muestra cómo, aparentemente, echa espray pimienta al semblante de un repartidor de pizza de Dominos Pizza, que llevó un pedido a su casa.

Tras tocar la puerta, le entrega el pedido y Abel solicita al repartidor que lo espere un tanto. Lleva la pizza a la cocina, donde la salpica con gas pimienta para después abrir la caja justo en el semblante del repartidor.

Los dos, García y el repartidor, sienten en seguida el ardor en ojos y cara, tras esta errada (e imbécil) broma, que concluye con García cerrándole la puerta en la cara y diciendo: “No me la traigas más con pepinillos, mira que te lo he dicho”.

Realmente ¿alguno de ustedes encuentra graciosa esta broma? Creo que toda esta clase de vídeos es un insulto al intelecto del espectador. Aparte de remarcar lo poco gracioso de este vídeo, el chico pudo haber sufrido de daños más fuertes, puesto que las especificaciones del espray que usó afirman que causa “gran irritación en los ojos, gran irritación en la boca, imposibilidad de ver de forma ágil, cierre de los ojos de forma involuntaria, dilatación de las pupilas y gran exuberancia lagrimal”, entre otras muchas.

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

El vídeo ha sido muy criticado en las múltiples plataformas sociales, la mayor parte de los usuarios considera que a sus acciones no pueden ser llamadas “bromas”.

No obstante, el videoblogger se defiende de las críticas aduciendo que le dio “un par de euros” de propina y que debió agradecerle.

Mas la cadena de pizzas Dominos, salió a desmentir el teatrito de Abel, diciendo que todo ha sido un montaje concebido por el joven, algo que veíamos venir.

En su cuenta oficial, la pizzería Dominos, informó que el repartidor del vídeo no cumple con las reglas de entrega de un auténtico repartidor, por ejemplo: Dominos no entrega sus pizzas en la caja sola, sino más bien en la caja en una bolsa térmica. Asimismo, los repartidores no entregan con casco, sino deben ponerse una visera para hacer la entrega.

Sin embargo, la Policía Nacional estudia el vídeo, conforme han confirmado a fuentes de la policía, para determinar si se trató de una acción real y, de ser de esta manera, detallar si al videoblogger se le pueden atribuir delitos como agresión o bien contra la dignidad de las personas.

La cadena Dominos, no ha presentado ninguna demanda, y ninguno de sus trabajadores ha declarado ser víctima de ese accidente, lo que nos hace opinar absolutamente en la falsedad de este vídeo, si en 3 días ya le borraron el vídeo de Youtube, y se sabe beato y señal del joven Abel García, ¿de qué manera posiblemente no sepamos nada sobre un pizzero rociado con gas pimienta?

La auténtica pregunta sería: ¿qué límites están prestos a exceder estas personas para ganar fama? Fama traducida en dinero simple, más dinero por fin. No precisan mucho ingenio, solo una broma que cause morbo en el espectador; no debe ser auténtica, no debe ser absolutamente chistosa o pensada, es cuestión de aprender la cámara, hacer una estupidez y viralizarla.

El inconveniente es que las bromas llegan al punto de agresiones y delitos, 2 cosas que no habrían de ser toleradas en nuestra sociedad. Nada importa si son hechas de verdad o bien son falsas, eso basta para que bastante gente que lo vea lo crea y deseen reiterar estas tonterías.

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

¿Es YouTube culpable? La realidad es que esta plataforma deja que, hoy día, cualquiera pueda subir un vídeo lleno de estupideces, el que va a ser visto por millones de personas. YouTube no es culpable, mas sí un altífono, la plataforma idónea para extremistas, hostigadores, racistas. Todavía de esta manera, los tiempos de reacción son veloces, y vídeos de gente como esta son eliminados de sus cuentas públicas, esto no basta.

Quizás sea bueno que, como son capaces de advertir el contenido con copyright, asimismo podrían ser capaces de examinar el contenido de los vídeos y advertir términos que sean motivo de censura.

Youtuber rocía a repartidor con gas pimiento

¿Qué opinan, caballeros, es adecuado que se les de espacio a estas personas? Todos somos libres de expresarnos, mas ¿hasta el momento en que punto esto se transforma en agresión?

Compartir


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Comentarios